Según las leyes tácitas de la racionalidad, uno no puede darse el lujo de sentir nostalgia en el momento de mayor plenitud y felicidad de su vida. ¿Y qué pasa si cae rocío sobre el parabrisas y una gota de ayer se desliza lentamente sobre la transparente espalda del futuro?

Anuncios